El Gobierno plantea reducir los contratos de trabajo a estables, temporales y de formación

El Gobierno plantea reducir todos los modelos de contratos actuales a tres tipos básicos.

La pandemia del COVID-19 ha tenido un fuerte impacto sobre la economía española, poniendo fin a más de cinco años de crecimiento y llevando a una caída de actividad particularmente intensa en aquellos sectores más afectados por la reducción de demanda y las restricciones a la movilidad.

Toca ahora poner en marcha medidas para la recuperación; entre ellas, el Gobierno plantea la reducción de los actuales modelos de contrato a sólo tres tipos:

    1. uno de carácter indefinido, que pretende ser el más habitual;
    2. uno de carácter temporal, con circunstancias claramente definidas,
    3. y otro para la formación de jóvenes y de trabajadores mayores, que necesiten un reciclaje profesional para volver a encontrar trabajo.

Así se recoge en el Plan de Resiliencia y de Recuperación económica que el Gobierno presentó hace sólo unos días.

Contrato indefinido. Se establece como objetivo, conseguir que el contrato indefinido sea el más utilizado por las empresas. Para ello, se está estudiando la reorientación de los incentivos, en bonificaciones de cotizaciones sociales a las empresas.

Contrato temporalEn cuanto al contrato temporal, el Gobierno quiere regular de manera mucho más estricta cuáles pueden ser las causas para que las empresas puedan utilizarlo. Además, pretende fortalecer la labor de la Inspección de Trabajo para evitar fraudes en este tipo de contrato.

Contrato para la formaciónEn cuanto al contrato para la formación, con remuneración y derechos de Seguridad Social, para los jóvenes y los trabajadores de mayor edad; se destinaria precisamente a aquellos trabajadores que necesiten un reciclaje de cualificación para poder encontrar un trabajo distinto al que tenían antes. Este tipo de contrato de formación será un elemento más de la reforma de los expedientes de regulación temporal de empleo.

  •