Dos proyectos en las provincias de Cádiz y Córdoba generarán 1.030 empleos

La Junta de Andalucía ha declarado de interés estratégico dos proyectos que se llevarán a cabo en las provincias de Cádiz y Córdoba. Se trata de una planta de energía fotovoltaica y un centro de protonterapia, que alcanzarán una inversión superior a 162 millones y generarán un total de 1.030 empleos.

La declaración de interés estratégico implica el impulso preferente en la tramitación administrativa de los permisos y autorización necesarios para desarrollar estos proyectos empresariales relevantes. El objetivo que se persigue es que la inversión no pierda su oportunidad de implantarse en Andalucía y no se deslocalice a otros entornos.

Proyecto de energía solar fotovoltaica Arcos (Cádiz)

Este proyecto de energía solar fotovoltaica conllevará una inversión inicial de 120,17 millones de euros y está promovido por las empresas Prisca Solar, Celso Solar, Hermod Solar, Loki Solar y Odin Solar.

  • Sobre un área de 466,78 hectáreas ubicada entre los municipios gaditanos de Jerez de la Frontera y San José del Valle, se construirán cinco plantas con una potencia total instalada de 209 megavatios (MW).
  • La inversión empresarial también prevé la construcción de las infraestructuras eléctricas necesarias para evacuar la energía producida hasta el punto de conexión con la red de transporte.
  • 978 empleos. La puesta en marcha de esta iniciativa conllevará la creación de 897 puestos de trabajo durante la construcción de las plantas (12 meses) y de otros 81 en la fase de operación (35 años), sumando un total de 978.

Centro Andaluz de Protonterapia (Córdoba)

Proyectado en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba Rabanales 21, cuenta con una inversión inicial superior a los 42 millones, y está promovido por Ceanprotep, una UTE (unión temporal de empresas) compuesta por Ceanprotep Investigación, Dulas Servicios Sanitarios y Mevión Medial Systems.

  • Esta inversión permitirá, además, la constitución de un clúster de desarrollo tecnológico pionero en España con las universidades públicas andaluzas, especialmente con la Universidad de Córdoba (UCO), lo que ayudará a la captación de proyectos europeos de ámbito tecno-sanitario.
  • Se edificará sobre una parcela de 1.749 metros cuadrados con una edificabilidad de 2.448 metros cuadrados.
  • 52 empleos. En las fases previas, el complejo generará al menos 24 puestos de trabajo, a los que habrá que sumar la contratación de otros 20, entre técnicos y operarios, para la construcción del edificio y la instalación de la unidad de protones que, por su especial complejidad necesita de la coordinación con el proyecto arquitectónico. A eso habrá que añadir los que se generen, de forma indirecta, asociados a las acciones impulsadas por la UCO y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica, también ubicado en la capital cordobesa, que se estiman en unos ocho. En total, la actuación tiene asociados 52 empleos.