Más de 1.000 empleos: plantas de «Hidrógeno verde» en Arcos de la Frontera, Linares y Córdoba

La empresa Viridi Energías Renovables España, filial de la alemana Viridi, y Green Enesys Group, prevé desarrollar tres proyectos de metanol renovable en Andalucía; concretamente en las localidad de Arcos de la Frontera (Cádiz), Linares (Jaén) y Córdoba.

Planta de Arcos de la Frontera (Cádiz)

En el proyecto de la localidad gaditana, la producción del hidrógeno verde será híbrido (eólico y fotovoltaico). La fecha de comienzo será 2025 y, una vez producido el hidrógeno verde, se empleará para producir metanol verde, tras la sintetización del hidrógeno con bio-CO2. Cuando la planta se encuentre operativa, producirá alrededor de 30.000 toneladas de metanol verde al año.

  • La inversión rondará los 210 millones de euros .
  • Generará en torno a 350 empleos: 300 puestos de trabajo en la fase de construcción y 50 más en el mantenimiento.

Planta de Linares (Jaén)

En este caso, la producción del hidrógeno se realizará gracias a fuentes fotovoltaicas. La tramitación de la iniciativa se llevará a cabo mediante la Unidad Aceleradora de Proyectos de la Consejería de Política Industrial y Energía del Gobierno autonómico. El alcalde, Javier Perales Fernandez, ya mantiene contacto con el alcalde de Arcos de la Frontera, Isidoro Gambin, para conocer los detalles del proyecto.

  • La inversión prevista, al igual que en el proyecto de Arcos, ronda los 210 millones de euros.
  • Se crearán más de 420 puestos de trabajo, tanto para la construcción de las nuevas instalaciones, así como para el desarrollo de las actividades de generación, almacenamiento y transporte del metanol ecológico.

Planta en Córdoba

La otra planta de fabricación de metanol ecológico en Andalucía se implantará en Córdoba. Esta central cordobesa tendrá capacidad para producir 30.800 toneladas al año, gracias a fuentes fotovoltaicas.

«Hidrógeno verde»

Este tipo de proyectos suponen la producción de gas natural que no genera emisiones de CO2 durante su generación, reducen la dependencia energética del exterior y de los combustibles fósiles,  constituyendo un motor de desarrollo socioeconómico. Además, el hidrógeno verde se contempla como un vector energético esencial para lograr la descarbonización en múltiples sectores como la industria, movilidad y los hogares, entre otros.