Un estudio señala los focos vecinales como vía de contagio del covid-19

Un estudio de la Universidad de Málaga demuestra que los focos vecinales son una vía de contagio de la COVID-19.

Investigadores de la Universidad de Málaga han liderado un estudio de cartografía de las personas afectadas por coronavirus en Málaga. Los resultados sobre el modo de propagación del virus en entornos urbanos acaba de ser publicado en la revista científica International Journal of Environmental Research and Public Health.

El contagio vecinal covid-19

La principal vía de contagio del coronavirus es, como ya es sabido, son los eventos sociales: tanto de ámbito laboral como de ocio. Pero el estudio realizado en Málaga ha demostrado que existe otra vía complementaria de contagio, la del foco vecinal. “La permanencia de los focos en el mismo espacio o sectores adyacentes en periodos semanales contiguos, y el hecho de que, del total de afectados nuevos, una gran parte de los casos provenga de focos activos en el periodo inmediatamente anterior, reafirman la solidez de la hipótesis del contagio entre vecinos de una zona”, afirma la profesora de Geografía María Jesús Perles, que ha coordinado este estudio.

| Hay aglomeración de casos vecinos y simultáneos en el tiempo con un origen común.

Mapeo de focos de contagio barrial en Málaga

La aplicación del mapeo de focos de contagio vecinal en Málaga se realizó con datos de la segunda oleada de la pandemia (agosto de 2020). La distribución geográfica de las personas infectadas no es homogénea, confirmando la hipótesis de un modelo concentrado y desigual en el patrón de contagio en la ciudad.

Los focos se ubican en los sectores norte y oeste de la ciudad. Son menos frecuentes en el noroeste, y apenas se manifiestan en la parte oriental, la zona de menor densidad poblacional y de mayor nivel socioeconómico. Es de destacar que la presencia de focos es considerablemente menor en la zona costera, hecho que incluso se puede observar en la parte occidental, a pesar del elevado número de focos en esa zona. En relación a esto, algunos autores han revelado la peor transmisión del virus en los entornos costeros, que suelen estar menos contaminados y más afectados por los vientos costeros. 

Más información: ‘International Journal of Environmental Research and Public Health.