Aprobada la contratación de 1.050 interinos para la gestión del Ingreso Mínimo Vital

La Administración del Estado ha informado de la aprobación de contratación de 1.050 interinos, que llevarán a cabo tareas relacionadas con el Ingreso Mínimo Vital. Del total de plazas, 1.000 serán para el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y 50 tendrán como destino la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

En  una nota conjunta, tras la reunión de la Mesa Delegada de la Seguridad Social al objeto de tratar el cumplimiento de objetivos durante el periodo de confinamiento y la autorización de nombramiento de personal interino para el Ingreso Mínimo Vital (IMV), los sindicatos CCOO, UGT y CSIF señalan que la Secretaría de Estado de la Seguridad Social dictará una nueva y extraordinaria resolución que convoquen las plazas señaladas.

Contratación de 1.050 interinos

La Administración nos informa de la aprobación de contratación de 1.050 interinos de los que 1.000 serán destinados al INSS, y 50 a la TGSS.

Categorías profesionales. De los puestos que se cubrirán, alrededor de 850 serán del Cuerpo Administrativo y 200 del Cuerpo de Gestión.

Procedimiento. El procedimiento de contratación se producirá a través de la Delegaciones del Gobierno que se nutrirán de las bolsas de opositores o, en su defecto, de la selección a través del servicio de empleo de cada territorio.

Fecha de incorporación. No hay previsión en cuanto a la incorporación de estos nuevos efectivos si bien la intención es agilizar los trámites lo más posible para que puedan ser formados y efectivos en el más breve plazo.

Duración. Estos trabajadores no ocuparan puestos de la RPT de la Seguridad Social al responder su contratación a un programa, y la duración de su contrato es de 12 meses prorrogables hasta un máximo de 36 meses.

Valoración sindical. Los sindicatos CSIF, UGT y CCOO se posicionan en contra de esta medida por la falta de idoneidad en relación al objeto de la misma. Supone un parche que no resuelve los problemas estructurales de la falta de personal de la Seguridad Social, así como de su avanzada edad. El número de interinos que se va a contratar se corresponde con el de efectivos que se van a perder en los próximos meses por jubilaciones y otras causas, con lo que las cargas de trabajo no se van a reducir sino a incrementar, ya que lo efectivos volverán a ser los mismos o menos.

  •