Home » Noticias » Lo que NUNCA debes preguntar en una entrevista de trabajo

Lo que NUNCA debes preguntar en una entrevista de trabajo

Siempre se ha aconsejado, llegado el momento, hacer preguntas en una entrevista de trabajo; y el consejo sigue en pie. Realizar preguntas, resolver alguna duda, plantear alguna cuestión denota, por parte de la persona entrevistada, interés por el puesto. Además, la interacción te puede servir para resaltar aspectos de tu currículum.

Sin embargo, no todo vale. No hay que preguntar por preguntar. Si las preguntas adecuadas favorecen, las preguntas inadecuadas pueden tener el resultado contrario.

Te advertimos sobre tres aspectos por los que no hay que preguntar o, al menos, tener cuidado al hacerlo:

LA EMPRESA: preguntar por la empresa, a qué se dedica, donde están sus centros, etc.

  • A estas alturas, debes tener claro que hay que hacer un trabajo previo de información antes de acudir a la entrevista. Conocer la empresa debe ser una de tus obligaciones; entre otras cosas, para saber cómo mejor puede encajar tu perfil profesional. Si en la entrevista preguntas por cuestiones de las que deberías tener conocimiento, la imagen que vas a dar es de muy poco interés.
  • Si por circunstancias, no has podido llevar a cabo esa tarea de información, mejor que pase desapercibido.

EL SALARIO. No cabe duda que el salario puede ser un factor fundamental para que aceptes o no el trabajo. Pero claro, eso siempre que tengas esa posibilidad.

  • Preguntar por el salario puede hacer pensar al entrevistador que esa es tu única prioridad, ensombreciendo todas tus otras motivaciones. Partiendo de la base de que las empresas se van a adecuar a lo que establecen los convenios, no debería sorprenderte el salario establecido.
  • Espera a que haya una oferta laboral en firme. Será ese el mejor momento para preguntar y negociar el salario.

¿LO HE HECHO BIEN? Acaba la entrevista, tienes dudas sobre cómo ha ido, pero también buenas sensaciones ¿Te quedas con la duda o preguntas?

  • Si tenemos en cuenta lo que la mayoría de los entrevistadores opinan, no preguntes.
  • Para muchos seleccionadores, preguntar directamente resulta algo incómodo. En muchas ocasiones necesitan valorar tus respuestas, tomarse un tiempo para esa reflexión que tú no les concedes.
  • Aunque no es una pregunta tan negativa como las anteriores, no la hagas tan directamente, mejor “¿Cuál es el siguiente paso en proceso de selección?”o ¿Cuándo tendré noticias?
  • 76
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Uso de cookies

Utilizamos cookies propios y de terceros para personalizar el contenido y los anuncios. Si continúa navegando se considera que acepta su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies