Las nuevas plazas serán para titulares y contratados doctores, a las que hay que sumar otra oferta de más de 150 puestos para ayudantes doctores (personal laboral con contratos de un máximo de cinco años), que están pendientes de autorización por parte de la Junta de Andalucía.

La Universidad tendrá ahora tres años para dotar estas plazas.

Bolsas de trabajo. Por otra parte, el Consejo de Gobierno también ha dado luz verde al Reglamento de configuración y funcionamiento de las bolsas de trabajo de personal de administración y servicios de la Universidad de Málaga, que establece una norma que sirve de marco de referencia a la hora de velar por los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad. Se trata, en definitiva de regular las bolsas de trabajo que generan las dos maneras en que se accede a un puesto de trabajo, a través de la Oferta Pública de Empleo o por medio de convocatorias específicas para cubrir un determinado puesto.