Home » Noticias » Dime cómo eres y te diré cuál debería ser tu profesión

Dime cómo eres y te diré cuál debería ser tu profesión

Asociar determinados tipos de personalidades con el trabajo adecuado es lo que han intentado hacer los autores del libro Do What You Are (hacer lo que eres), utilizando el test de personalidad de Myer-Briggs (usado por las principales empresas americanas).

El conocimiento de tus propias cualidades, fortalezas, debilidades, actitudes, etc. es muy importante tanto para elegir tu carrera profesional, como para reorientar tu trayectoria laboral.

Veamos algunas de las conclusiones:

• Personas Realistas, que toman decisiones rápidamente: agentes de seguros, profesionales del sector de farmacia, abogados, project managers o jueces.

• Los/as responsables y comprometidos/as: auditores, contables, financieros, desarrolladores de páginas web y funcionarios.

Sociables, que quieren ayudar a sus compañeros: comerciales, enfermeros o personal de hospital, trabajadores sociales, profesionales en gabinetes de comunicación o banca.

Modestos y resueltos a los que les gusta trabajar con gente: dentistas, profesores, bibliotecarios, dueños de franquicias y profesionales en puestos de servicios de atención al cliente.

Pragmáticos, que adoran sentir emociones fuertes: detectives, banqueros, inversores, animadores o entrenadores deportivos.

• Gente que le gusta mirar siempre hacia adelante y que prefieren la acción: ingenieros de obra civil, economistas, pilotos, analistas de datos y físicos expertos en emergencias.

Alegres y entretenidos que valoran el sentido común: psicólogos infantiles, profesores de educación de primaria, actores, diseñadores de interiores o científicos medioambientales.

Sensibles a los que les gusta el contacto físico: diseñadores de moda, terapeutas y masajistas.

• Líderes, analíticos y que les gusta planificar: ejecutivos, abogados, analistas de mercados, consultores financieros y emprendedores.

Creativos, perfeccionistas y solitarios: banqueros de inversión, brókeres, desarrolladores de programas, informáticos, economistas y ejecutivos.

Sociables, con mucha energía, elocuentes y diplomáticos: ejecutivos de cuentas, relaciones públicas, expertos en formación en empresas y jefes de ventas o de recursos humanos.

Atentos, creativos e íntegros que se mueven por principios firmes: terapeutas, trabajadores sociales, recursos humanos, consultores y responsables de clientes.

Creativos a los que les gustan los desafíos: empresarios, agentes inmobiliarios, directores de publicidad y márketing y consultores políticos.

Independientes, creativos y resolutivos: programadores informáticos, analistas financieros, arquitectos, profesores universitarios y economistas.

Curiosos y seguros de sí mismos: periodistas, publicistas, consultores, dueños de restaurantes y planificadores y organizadores de eventos.

Idealistas y sensibles, que se mueven por sus propios valores: diseñadores gráficos, terapeutas o psicólogos, editores, escritores y ‘recruiters’.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propios y de terceros para personalizar el contenido y los anuncios. Si continúa navegando, acepta su uso. Política de cookies.